El 24 de diciembre está a la vuelta de la esquina, es en estas épocas donde toda la familia se reúne para celebrar las fechas tan importantes, sin embargo, la suerte no corre igual para todos, pues en este fin de año, algunos de adultos no pasaran en su casa la navidad.

Tal es el caso de la señora Juana Perez Peña que lleva 3 años viviendo en el asilo, con lágrimas en los ojos, nos platicó que por los malos tratos que sufrió por parte de quienes vivían en su hogar, y la falta de atención por parte del DIF.La abuelita de familia dijo que esta navidad la celebrara al lado de sus compañeros, gente con la que ya ha hecho amistad, pero, aunque no le falta alimento, la medicina es escasa, y el no poder salir a la calle impide que se compre un antojo de los que a veces tiene deseos, incluso a veces para ella, las noches son muy frías.


Por su parte Sor Maria Reina encargada del lugar afirmo que se les dan atención y cuidados, pero siempre les es más   grato ver caras nuevas que los visiten