Aún fuera de su jurisdicción, elementos de la Policía Municipal de Celaya, retuvieron y coartaron la libertad de prensa, de dos reporteros celayenses, en Villagrán, por órdenes del Jefe Policiaco, Jaime Rosales Miranda.

Así lo revelaron los afectados, Mako Sierra y Victor Campos, reporteros de la fuente policiaca de los medios de comunicación electrónicos, Sala de Prensa y Digital Noticias, respectivamente.

Los afectados narraron que durante la noche de este miércoles habrían recibido el reporte de una balacera en el Camino a San José de Guanajuato en Celaya; que al tratar de llegar al lugar para cubrir la nota, se toparon con un convoy conformado por patrullas de la Policía Municipal, Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE) y Gendarmería Nacional, a quienes decidieron seguir para tratar de dar con la supuesta balacera.

A los reporteros extrañó que la caravana tomara rumbo al municipio de Villagrán, específicamente a la comunidad de Santa Rosa de Lima, sin tener conocimiento de que se hubiera activado el operativo intermunicipal.

Narraron que en un camino en la entrada de Santa Rosa de Lima, el vehículo en el que se desplazaban los reporteros se averió, por lo que no pudieron continuar tras de las patrullas; minutos después al regreso del convoy reconocieron a Jaime Rosales Miranda, Director de la Policía Municipal de Celaya quien habría dado la orden a sus subordinados de retener a los reporteros.

‘El Director de la Policía dio la orden de que nos retuvieran ahí, nos hicieron que borráramos fotos y videos que habíamos tomado; nos subieron a una de las patrullas de la Policía Municipal, subimos la moto y según nos iban a echar un aventón para salir hacia Celaya, pero le dieron hacía unos como baldíos que según para revisar un vehículo y ahí nos bajaron’.

Tras ello, nuevamente habrían tenido contacto con el Jefe Policiaco quien molesto, les reclamó que hubieran versiones ya de que se encontraban secuestrados; les negó ser el Director sin embargo los reporteros le habrían dado las referencias suficientes para convencerlo de que sabían quién era.

‘Se metió a la patrulla, una de las nuevas y unos policías federales nos dijeron ‘mejor váyanse porque el viejillo ya se puso mal, ustedes nada más publiquen qué hicimos operativo y que vamos a estar haciendo operativo’.

Los comunicadores acusan a la autoridad municipal de haberlos mantenido incomunicados por alrededor de una hora con veinte minutos, ellos habrían cumplido la orden por la autoridad que los policías representan.

Finalmente los dejaron libres en la misma localidad de Villagrán.

En rueda de prensa, el director de policía, negó todos los hechos, además de evadir preguntas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here