Dos lamentables accidentes se registraron en la Ciudad de león, dejando un saldo fatídico de cinco personas muertas. El primero se vivió en el fraccionamiento Gran Jardín, donde una familia de jardineros iba de regreso a sus hogares, en una camioneta pick up Ford, donde viajaban seis hombres.

Las primeras indagatorias apuntan a que antes de sufrir el lamentable accidente, el vehículo iba a exceso de velocidad y lo que probablemente fue una falla mecánica, ocasionaría que el conductor perdiera el control, golpeando un automóvil y después terminar volcándose hasta estamparse contra un árbol, donde salieron proyectados de la unidad.

Habitantes de la Avenida Jardín Mexicano y Jardín Americano, al escuchar el fuerte impacto, salieron a ver que pasaba, encontrándose con la triste escena, lo que de inmediato genero llamadas al 911, para que acudieran socorristas.

Lamentablemente de los síes pasajeros, tres murieron en el lugar, identificados como Antonio, de 64 años, quien manejaba la camioneta; Uriel, de 18, y Hugo, de 35 años.

Al sitio llegaron unidades medicas para trasladar a los heridos, Óscar Valentín de 35 años, quien fue el primero en ser trasladado a la clínica T 1 del IMSS, en ayuda debido a la gravedad de sus heridas, falleció poco tiempo después de estar recibiendo atención medica.

En cuanto a los dos sobrevivientes fueron llevados a distintas unidades medicas, y quedaron identificados como Carlos Ulises de 20 años y el menor José Adrián de 17 años de edad.

Sera hasta que peritos determinen las causas del accidente, que se dará a conocer que causo tan siniestro accidente.

Pero las desgracias continuaban en el municipio del cuero y calzado, pues a más de dos horas del que se registrara la muerte de los jardineros, un camión urbano le arrebataría la vida a un pequeño.

El lamentable hecho se registro justo en el cruce sobre el bulevar Saturno e Hilario Medina, cuando un niño de 10 años de edad quiso cruzar el Hilario Medina, a bordo de su bicicleta color negro, pero este ante la mirada de varias personas fue atropellado por un camión de pasajeros, de la Línea Los Ángeles que cubría la ruta 37 Brisas.

Testigos relataron, que el chofer no vio al pequeño, por lo que le hicieron señales para informarle lo que había hecho, de inmediato el chofer identificado como Raymundo, orillo la unidad y descendió para ver que había pasado.  

Al lugar llegaron elementos de la Policía Municipal, en compañía de paramédicos quienes, al revisar al menor, dieron fe de su deceso, por lo que el conductor fue detenido y puesto a disposición de un Juez para determinar su estado legal, en lo que terminan de realizar la investigación competente.  

El cuerpo del menor fue trasladado al anfiteatro, donde se le aran los exámenes competentes.

despirta guanjuato