Detrás del paro de mujeres del 9 de marzo hay mano negra, pero es la del mismo presidente López Obrador, que mete su mano en todo aquello que le incomoda y además se burla, aseguró Marko Cortés, presidente nacional del PAN.

En días pasados el comportamiento del presidente López Obrador ha sido de revanchismo por los movimientos sociales en su contra y no sólo se ha burlado, sino que ha atacado el paro de mujeres del 9 de marzo, tratándolas con desdén, poniendo por encima una rifa absurda. Ha denunciado que detrás están grupos conservadores, que hay mano negra, pero la única mano negra que hay es la del mismo presidente López Obrador.

Deneck Inzunza.