En estos momentos, la sonda espacial se encuentra en el borde del sistema solar, convirtiéndose en el objeto creado por el ser humano más distante que existe.

Según el medio INDEPENDENT: “científicos descubrieron que la nave está recibiendo y ejecutando comandos de la tierra con éxito, pero las lecturas del sistema de control y articulación de actitud de la sonda no reflejan lo que realmente está sucediendo a bordo”.

Este sistema sirve para controlar la orientación de la nave y que pueda apuntar su antena hacia nuestro planeta para de este modo enviar y recibir información.

“Todos los signos sugieren que el sistema sigue funcionando, pero los datos de telemetría que devuelve no son válidos; parecen generados aleatoriamente o no reflejan ningún estado posible”

En pocas palabras, aunque en la tierra podemos saber cual es la

ubicación de la sonda y hacia dónde viaja, ésta envía datos totalmente distintos, es como si “fingiera” haber perdido el rumbo.

Las naves espaciales voyager 1 y voyager 2 fueron lanzadas al espacio en 1977 desde cabo cañaveral, con el propósito de conocer más detalles sobre júpiter y saturno.

Los científicos calculan que la fuente de energía que alimenta la nave comenzará a agotarse en 2025.

Y fue hace apenas unos días, que la nasa publicó en su página web, que no tiene la menor idea de lo que podría estar causando estos mensajes, pero aseguró que ya se está encargando de desifrar el misterio.

despirta guanjuato