Fue minutos antes de las 8 de la noche, cuando moto-sicarios se acercaron a los tripulantes de una camioneta doble cabina color negro, cuando circulaban por la comunidad Carrizalito para el Libramiento Norte, en la ciudad de Irapuato.

Sin importarles de que hubiera un pequeño abordo, los sujetos armados les dieron alcance y al tenerlos de cerca, accionaron sus armas.

Tras los impactos, el conductor perdió el control quedando la unidad en una zanja que estaba en el camino terracero de la calle Morelos.

Vecinos pidieron al 911, la presencia de ambulancias, debido a que había tres heridos.

El pequeño y su padre Gerardo Aguilera, de 33 años quedaron muertos en el lugar, y un segundo hombre fue trasladado de urgencia a un hospital.

La zona quedo bajo resguardo de elementos de la Policía Municipal y efectivos de la Guardia Nacional, mientras que peritos procesaban el área del crimen y ordenaban el traslado de los cuerpos.