Una vez más la máxima casa de estudios se sale por la tangente luego de que nuevamente el fruto invaluable que tiene la colmena como lo menciona el rector LUIS FELIPE GUERRERO AGRIPINO refiriéndose a los alumnos fueran expuestos a las negligencias del descuido institucional luego de que en esta ocasión hace tan solo un par de días una alumna de la facultad de química sufriera una terrible quemadura en uno de los laboratorios de la institución a través del contacto cutáneo con fenol, el cual se conoce también como ácido carbólico o ácido fénico, mismo que en su forma pura es un sólido cristalino blancuzco, y se utiliza en la producción de resinas fenólicas, así como en la manufactura de fibras sintéticas, por lo que debido a sus propiedades se emplea en el sector clínico farmacéutico como fungicida, bactericida, y desinfectante, este elemento, es corrosivo y sus gases son explosivos en contacto con fuego, De ser ingerido en altas concentraciones, puede causar envenenamiento, así como decoloración de la piel e irritación respiratoria, y era una sustancia utilizada por los alemanes como inyección letal durante la segunda guerra mundial, sin embargo lo peor de todo es que dicha composición es cancerígena y aunque a precisión se desconocen los daños de los que esta estudiante fue víctima, deja entrever el descuido de las máximas autoridades, y es que solo es gracias a que la preocupación de los padres lo que propicia el poder sacar a la luz trapitos que guarda la universidad con la constante demanda de que se refuerce la seguridad en general, pues según el reporte de un padre angustiado por el bienestar de su hija que estudia en dicha facultad los hechos se suscitaron al interior del laboratorio cerca de las 12:30 del pasado jueves 14, cuando la joven sufrió el percance sin que hubiera agua para limpiarle la sustancia. Es triste que en un laboratorio y más que pertenece a una institución educativa, no se cuente con las medidas de seguridad necesarias para evitar accidentes, a inocentes estudiantes que lo único que esperan es que su institución les brinde conocimiento seguro, un notable descuido del rector Luis Felipe Guerrero quien solo se limita asegurar que todo se encuentra en perfecto estado o en análisis cuando es cuestionado siempre que un incidente le nubla su pulcra imagen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here