El hecho fue reportado minutos antes de las 8 de la mañana, por lugareños que pasaban por la zona, y dieron aviso a las autoridades, quienes, al arribar acordonaron la zona.

Peritos de la procuraduría general de justicia, recabaron toda evidencia que permita dar con la identidad del fallecido, y esclarecer la mecánica de su muerte, así como la identidad de los presuntos asesinos.

Tras esto, y varias horas de investigaciones en el sitio, levantaron los restos y los trasladaron al semefo para practicarle la necropsia de ley.