Mientras que en la cámara de diputados se discutirá una propuesta de ley que convierte a los ciudadanos que omitan desde un solo pago al fisco en delincuentes de prisión preventiva, se rematen sus propiedades y las pierda aún sin haber sido juzgado, el cártel del gobierno ha orquestado durante años la condonación de impuestos a personas morales, como grandes empresas, y físicas, como empresarios, políticos, deportistas, cantantes, actores y un muy largo etcétera que han sabido lamerle las botas a los presidentes y al congreso para no pagar sus impuestos. No les hace falta el dinero, porque no se trata de deudas, es el dinero de impuestos que debieron de haber pagado y que les perdonaron, son cifras millonarias.

Es decir, usted ha tenido que pagar con deuda pública las fortunas de muchos de estos personajes porque ellos, a pesar de tener el dinero para pagar, por sus pistolas no pagan, es decir, usted y yo tenemos que pagar ese dinero que les perdonaron en lo oscurito sus cuates políticos, como Felipe Calderón  Enrique Peña Nieto, más los miembros de las legislaturas pasadas. Aquí le presentamos una lista de la gente a la que usted le está pagando sus fortunas:

Yeidckol Polevnsky, presidente de Morena, 16.4 millones de pesos.

Angélica Rivera, actriz y ex primera dama, 1.8 millones de pesos.

Diego Fernández de Cevallos, el jefe Diego, panista y abogángster de poderosos, 9 millones, pero debe casi 1000 millones de predial.

Paulina Rubio, cantante, 23 millones que usted está pagando.

José José, cantante recientemente fallecido, 11 millones, para que los disfrute Sarita.

El señor de la corrupción y los videoescándalos, encarcelado y varias veces procesado, Carlos Ahumada Kurts, 6 millones.

El procesado Juan Collado, abogado de políticos, 12 millones.

El procesado ex banquero Carlos Cabal Peniche, ¡500 millones de pesos! Un excelente premio después de haberse robado lo que se robó y que lo pagamos con el FOBAPROA.

Entre muchos otros, pero muchos otros, el Buki, el equipo Chivas, la leche Lala, farmacéutica Roche, un impresionante número de universidades, gobiernos de estados y hasta la Secretaría de Educación Pública, CFE, Sabitas y hasta Juan Gabriel y Ana Gabriela Guevara.

El monto total de lo perdonado por el gobierno a sus cuates entre 2007 y 2015 llega a la escandalosa y muy insultante cifra de 247 mil millones de pesos con los que se pudieran estar haciendo obras en beneficio del país o por lo menos que usted no los estuviera pagando con menos comida en sus mesas. No se vale. Aprenda esos nombres de mexicanos  enquistados como tumores de las botas de funcionarios que a lustre con saliva les perdonan las obligaciones fiscales que si usted no cumple se va preso.

Después de esto, escuchar al alcalde Navarro hablar de que no quiere cobrarle el predial a los edificios de gobierno del estado para no dañar la relación, da náusea y asquito porque deja ver a los ciudadanos de casta dorada con privilegios y al de a pie con amenazas.

Deneck Inzunza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here