Cuatro policías preventivos han sido “levantados” y desaparecidos en la ciudad de Celaya, por sujetos no identificados, el caso más reciente, ocurrió este lunes a eso de las 10:00 horas en la calle Kalambuco, de la colonia Geovillas Los Sauces, asentamiento poblacional que ha sido escenario de seis ejecuciones en menos de cinco meses.
Ni el director de policía Jaime Rosales, ni el Secretario de Seguridad Ciudadana Juan José González, han emitido declaración alguna respecto a este caso.
El agente “levantado” estaba en su día de descanso y un grupo de cuatro hombres armados ingresaron a su vivienda y lo sacaron a empellones para subirlo a una camioneta CR-V, roja, según versión que dio su esposa a las autoridades policiacas.
Pese a que implementaron un operativo, la camioneta de los delincuentes no fue localizada y por la tarde corrió el rumor de que la habían encontrado al poniente de Celaya, sin embargo, ninguna autoridad confirmó esa especie.
El agente desaparecido se llama Andrei Ramírez López, comentarios hechos por otros agentes municipales, coincidieron en que fue escolta de Martín Bata, el policía “levantado” el pasado 29 de marzo en su domicilio de la calle Cebada, en la colonia Campo Azul.
Respecto a los otros “levantones”, uno ocurrió el 20 de septiembre del año pasado en la colonia Villas del Bajío, cuando el policía desaparecido vendía tamales en un triciclo durante su periodo vacacional.
El primer caso, tuvo lugar el 13 de julio del 2017, según la información proporcionada por las autoridades ministeriales, en el fraccionamiento Villas de Elguera, desapareció un policía que estaba acompañado por su hijo menor de edad, quien fue abandonado en esa zona.

despirta guanjuato