«Cuando a una madre le matan a un hijo dejan a esa madre muerta en vida» son las palabras de Martina Licea madre del joven asesinado Ludwin tras anunciar que la presidenta del poder judicial  Claudia Barrera Rangel ha defendido a la juez Mónica Edith Olmos quien absolvió a los presuntos asesinos de su hijo, por lo que la madre expresó que no piensa descansar hasta que se haga justicia.

Fue mediante la entrevista a los medios de comunicación que la madre desesperada y llena de desilusión dijo que había recibido una fuerte decepción  tras la reunión que sostuvo con la presidenta del poder judicial pues le piden pruebas que avalen que la juez incumplió en su trabajo al dictar libertad hacia los dos implicados y acusados de la muerte de Ludwin pues de lo contrario no se puede hacer una investigación del actuar de la juez y solo quedaría acudir a la opción de apelación.

Una madre que tras un año de la pérdida de su hijo lucha día a día porque se haga justicia,  pues es lo único que podría consolar un poco el inmenso dolor que vive desde que sucedió aquella terrible situación, mi hijo no merecía morir así expresa la madre de la víctima quien pide a la ciudadanía cuidarse y expresa con un nudo en la garganta y con su voz quebrada que la muerte de su hijo fue muy despiadada.

Así mismo expreso que tiene la total  confianza de que en la apelación  a la sentencia por parte de la fiscalía se logre determinar y comprobar que ambos sujetos señalados son los asesino de su hijo confirmando que ya tuvo contacto con el fiscal general de la región:  Armando Amaro Vallejo casi le aseguro que el  tema tendrá solución.

Dios está conmigo y no voy a dejar esta lucha hasta lograr hacer justicia por mi hijo…

despirta guanjuato