En estos momentos se construyen las ultimas casas del fraccionamiento Arboledas de Ciudad Bajío en el municipio de salamanca.

Un gigantesco fraccionamiento de 4863 viviendas desarrollado por la constructora GUIAR, la misma que en Guanajuato estuvo tirando su drenaje a un rio durante meses y que construyo su drenaje sobre terrenos de personas a las que nunca les pidió permiso o les pago por invadir sus terrenos con el mismo.

En un recorrido por los alrededores de este gigantesco desarrollo inmobiliario pudimos apreciar que han bloqueado la rivera de un arroyo que desemboca en el rio Lerma, poniendo una reja y un guardia que restringe el paso, como si esta zona no fuera federal.

Adicionalmente pudimos observar como la constructora de Guillermo reyes repite su  negligente Modus Operandi tirando el escombro restante de sus construcciones en lugares no aprobados, como lo son los campos de cultivo que rodean su extenso fraccionamiento.  Tal y como sucede en Guanajuato, donde hemos podido captar a camiones que salen del fraccionamiento manantial dirigirse a un terreno aledaño a tirar el escombro y donde hemos captado vehículos depositando estos residuos.

Al parecer en salamanca se repite la misma historia, mientras Grupo guiar continua desarrollando estos gigantescos desarrollos inmobiliarios en donde lo que menos preocupa es la responsabilidad social y ecológica.

despirta guanjuato