Actualmente la presa de la Purísima, en Guanajuato capital  está siendo contaminada las 24 horas del día con miles de litros de aguas negras provenientes del drenaje del fraccionamiento el manantial  ubicado al sur de la capital del estado.

Un caso en el que la ciudadanía guanajuatense ha denunciado corrupción por parte del director del sistema de agua potable y alcantarillado de la capital José Lara lona.

Esto debido a que hace unas semanas luego de ganar un juicio legal, el propietario de uno de los terrenos por donde atravesaba la línea de drenaje decidió romper y enterrar dicho tramo de tubería. Problemática que la constructora GUIAR resolvió primero desviando su drenaje a un rio de agua de manantial, lo que causo conatos de enfermedades entre la población de paso de Perules y muerte de algunos animales, y después, cuando los habitantes de paso de Perules reclamaron abriendo una zanja a cielo abierto para desviar las aguas negras a un arroyo  que rodea la comunidad antes mencionada. Arroyo que alimenta un rio que desemboca en la presa de la Purísima, al sur del municipio de Guanajuato, uno de los principales vasos captadores de todo el estado de Guanajuato, cuyas aguas sirven principalmente para riego de cultivos para el consumo humano.

Esta contaminación no solamente daña la presa de la Purísima, este rio de aguas negras tiene gran potencial dañino para la ecología y la salud ambiental de cada metro de tierra por el que se abre camino, y es que estas aguas que se filtran a las tierras y sembradíos por donde pasan cerca contienen no solamente deshechos humanos, contienen también, jabones , detergentes y demás químicos de limpieza, grasas y residuos químicos de los distintos productos utilizados en las casi 2000 viviendas con las que cuenta el fraccionamiento manantial, muchas sustancias altamente nocivas para el medio ambiente que circulan sin ningún control 24 horas al día generando incluso un riesgo sanitario para la población humana que se encuentra a su paso.

Un caso en el que los responsables no han dado la cara ya que por un lado la constructora GUIAR les dice a los habitantes del fraccionamiento que es responsabilidad del sistema de agua potable y alcantarillado de Guanajuato cuyo director es José Lara Lona quien a su vez ha reiterado que se trató de un asunto entre particulares por lo que ellos no tuvieron que ver. Mientras son peras o son manzanas el rio de aguas fétidas y contaminadas continua fluyendo, directo a las aguas con las que regamos nuestros alimentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here