Lo que inició como una riña entre conductores de bici taxis, culminó en una impresionante balacera que dejó como resultado un sujeto muerto y uno más lesionado de gravedad, quien fue trasladado en calidad de urgencia a un hospital cercano . Vecinos que se acercaron al punto comentaron que los agredidos eran ampliamente conocidos por comerciar con narcóticos.

Al menos nueve casquillos se contabilizaron en el sitio; la víctima quedó recostada en el escalón de una pequeña estética, en la calle Usumacinta. El ahora occiso presentó un impacto de proyectil de arma de fuego en la frente y varios más en la extensión del tórax.
Una segunda persona quien se encontraba con el ahora occiso al momento de la balacera, logró escapar del sitio aunque fue alcanzado por los agresores metros adelante. A pesar de que también recibió impactos de arma de fuego, el varón se mantuvo con vida.

Más tarde, y luego de recibir un llamado de auxilio, paramédicos se trasladaron al cruce para auxiliar a los dos caidos; diagnosticaron el deceso de uno de ellos, mientras que al segundo lo llevaron a un hospital cercano en calidad de urgencia.

Vecinos de la colonia El Salado afirmaron que la esquina de la calle Usumacinta y Suchiate es un punto rojo para la compra venta de todo tipo de drogas; producto de eso, en el sitio se reúnen decenas de personas con “actitud sospechosa y siempre a la defensiva”, agregaron.

Horas después, servicios periciales llegaron a la zona para recabar los indicios del incidente, levantar el cadáver y trasladarlo al anfiteatro de la localidad para continuar con las pesquisas, a fin de esclarecer el homicidio.

despirta guanjuato