Cuando caminaba por la banqueta de la calle Constituyentes, un joven de escasos 17 años de edad fue baleado y murió afuera del “Supercito Familiar”, de los homicidas nada se sabe y todo apunta a que nadie observó el suceso de manera directa.

Pese a que a esa hora transitaban varias personas por la calle, las autoridades carecen de pistas concretas acerca de la forma en que se desarrolló el ataque mortal.

Al finado lo identificaron como Rafael N., quien terminó muy pronto sus días en este mundo, al menos seis balas penetraron en su cuerpo y afectaron órganos vitales que provocaron su muerte en pocos minutos.

El suceso quedó registrado en el sistema de emergencias a las 14:20 horas, aproximadamente, trascendió que la víctima tuvo su domicilio a unas cuantas casas de donde quedó muerto.

Finalmente, el perito recogió seis casquillos para pistola calibre nueve milímetros, indicios que serán sometidos a exámenes para determinar si el arma con que los dispararon ha sido empleada en otros eventos similares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here