El pasado 20 de noviembre en el senado de la republica  la senadora de morena Angélica García presento una iniciativa que se turnó a revisión, en la que pide que se  adicionen algunas disposiciones a la ley minera en materia de impacto social ya que actualmente se privilegia el derecho de las empresas por encima de los derechos de los dueños de la tierra.

La iniciativa comprende Facultar al servicio geológico mexicano para realizar estudios de impacto social.

Facultar a la secretaria de economía para que pueda declarar zonas inviables de explotación minera o en conflicto por el impacto social negativo Así como para poder  cancelar concesiones por ese motivo

Y además  garantizar que en toda concesión o asignación o zona minera atienda los principios de sostenibilidad, obligando a los titulares de concesiones a que destinen un monto de sus ganancias para el desarrollo humano y sustentable de las comunidades donde realicen actividades de exploración y explotación y en caso de no hacerlo cancelar la concesión

Derivado de esta iniciativa y de la inminencia de por lo menos 10 proyectos de ley que afectaran el modo en que llevan a cabo sus operaciones en México las mineras

 empresas como grupo peñoles , grupo México y fresnillo plc.  sufrieron una fuerte debacle durante el mes de noviembre del cual aún no se recuperan totalmente

grupo México cayó casi un 7 porciento mientras que peñoles cayo una cifra cercana al 4 % en el valor de sus acciones mientras que la minera Fresnillo plc. sufrió la pérdida más grave al caer 12 por ciento dos días después de las declaraciones de la senadora lo cual ha sido su peor caída desde hace 5 años.

En Guanajuato capital , el temor y la incertidumbre también se están haciendo patentes, el pasado 31 de octubre se reportaron despidos en la mina el cubo, perteneciente a la canadiense Endeavour Silver y han surgido rumores de que la empresa del país de la hoja de maple  se retirara de la zona.

Por otro lado hace unos días se conoció la noticia de que la también canadiense great Panther Silver cerrara las puertas de la mina de rayas el próximo 7 de enero lo cual ha generado una gran incertidumbre entre los trabajadores y la población guanajuatense que ya no ve muy seguro el futuro de la minería en Guanajuato.

Por su parte el líder de los socios de la cooperativa minera santa fe de Guanajuato dijo que las mineras en la capital ya sienten pasos, ante la llegada del gobierno de AMLO por lo que pronto comenzaremos a ver como las ratas abandonan el barco.