Un grupo de científicos de la Universidad de Minnesota (EU) imprimió por primera vez en 3D un prototipo de “ojo biónico” sobre una superficie semiesférica, que en el futuro podría ayudar a curar la ceguera o que las personas invidentes vean mejor.

La fabricación aditiva en el campo ocular de la medicina ha tenido grandes desarrollos en los últimos meses, desde la comercialización de la primera prótesis ocular 3D hasta la bioimpresión 3D de córneas a partir de células madre del paciente.

Michael McAlpine, coautor del estudio y profesor de Ingeniería Mecánica y especialista en dispositivos semiconductores impresos en 3D, explicó que el proceso de impresión duró aproximadamente una hora. Donde se utilizaron materiales poliméricos semiconductores para imprimir fotodiodos que transforman la luz en impulsos eléctricos, del mismo modo que en el ojo humano la luz se transforma en impulsos nerviosos que viajan al cerebro.

Mediante una impresora 3D personalizada, los científicos lograron imprimir los receptores de luz en una cúpula de cristal. En la actualidad, la impresión 3D en superficies planas es común, pero imprimir delicados receptores de luz sobre una superficie curva es un verdadero desafío.

“Los ojos biónicos generalmente se consideran ciencia ficción, pero ahora estamos más cerca que nunca usando una impresora 3D multimaterial”, dijo Michael McAlpine, coautor de la investigación.

Según McAlpine, los próximos pasos de su equipo serán crear un prototipo con mayor número de receptores de luz aún más eficientes y sobre todo encontrar la manera de poder imprimir sobre un material hemisférico blando que pueda implantarse en la cavidad ocular del ser humano.

La investigación fue financiada por el Instituto Nacional de Imágenes Biomédicas y Bioingeniería de los Institutos Nacionales de Salud, The Boeing Company, y de la Iniciativa de Descubrimiento, Investigación e Innovación de Minnesota