Cuarenta años de prisión para quien mate a un policía, a un administrador de seguridad, justicia o a sus familiares hasta en cuarto grado, y hasta 15 años de prisión a quienes los lesionen. Este fue el dictamen que aprobó la comisión de Justicia que preside la diputada Arcelia González.
En la sesión de este martes -a la que faltó la diputada panista Libia Dennise García, máxima opositora a duplicar la pena- se respaldó esta propuesta que conjuga la iniciativa original del PRI y la que el PAN puso en la mesa posteriormente; a los blanquiazules se les concedió crear un nuevo tipo penal, que posteriormente requerirá hacer una revisión completa del Código Penal estatal de acuerdo con los expertos que acudieron a las distintas mesas de trabajo.
Luego de que se aprobara el dictamen como se instruyó (se esperaban réplicas del PAN) la presidenta de la comisión aseguró que el endurecimiento de las penas es solamente uno de tantos esfuerzos que se deben hacer en pro de los administradores de seguridad, es lo que le corresponde al Legislativo, sin embargo al poder Ejecutivo que encabeza Miguel Márquez le toca acompañar estas acciones con políticas públicas que permitan fortalecer a los cuerpos de seguridad, tanto en el cumplimiento de su labor como en su vida diaria y la de su familia.
La votación de este dictamen se pondrá a consideración de la Mesa Directiva del Poder Legislativo, para que sea votada en la próxima sesión del pleno, luego de las dos semanas de vacaciones que se dieron los diputados, con excepción de algunas comisiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here