Hace unas semanas, Elon Musk, dueño de Tesla y de Space X, el hombre más rico del mundo, con una fortuna que ahí bajita la mano llega a los 190,000 millones de dólares, anunció su incursión en las criptomonedas, en específico el Bitcoin, al que le apostó una fuerte suma de dinero, que lo ha hecho elevar su valor hasta en un 60% en lo que va del año, hasta llegar a los 48,500 dólares por cada Bitcoin.

Elon Musk y su empresa Tesla, ya se encuentran recibiendo Bitcoins como forma de pago para que los compradores estrenen carro marca Tesla, y a Musk ya se han unido también

Mastercard y el banco BNY Mellon, el más antiguo de Estados Unidos, quienes también han anunciado que permitirán el uso de criptomonedas en sus servicios, sumándose a un cada vez mayor respaldo empresarial a las divisas digitales mientras el bitcoin alcanza nuevos máximos históricos este jueves, como se lo adelantamos, la criptomoneda llegó a 48,500 dólares por unidad.

Mastercard, la empresa de tarjetas de crédito, «empezará a dar apoyo a criptomonedas selectas» este año tras ver cómo «la gente usa tarjetas para comprar activos cripto, especialmente durante la reciente subida de valor del bitcoin», lo que refleja una «tendencia inequívoca» a su favor, reveló la empresa.

Por su parte, BNY Mellon informó de que ha formado una unidad específica para desarrollar «la primera plataforma de custodia y administración» para activos digitales y tradicionales del sector con el objetivo de ofrecer una «infraestructura segura para transferir, guardar y emitir» esos activos.

Los anuncios se han producido después de que este lunes el fabricante de automóviles eléctricos Tesla divulgara que había comprado bitcoin por valor de mil 500 millones de dólares y que ya está admitiendo la criptomoneda como forma de pago, lo que provocó una fuerte subida en su cotización que no ha hecho más que continuar.

La tendencia alcista coincide con un respaldo empresarial cada vez más amplio en el que se cuentan el mayor gestor de activos del mundo, BlackRock; la firma de pagos digitales PayPal o la de pagos móviles Square, así como inversores conocidos que han expresado públicamente su apertura.

El mundo camina hacia la desaparición del dinero físico, no sólo a convertirlo en digital y que esté disponible con tarjetas, sino hacia el manejo de dinero cibernético como las criptomonedas. Nada físico, todo en el éter de la red, dejando fuera de la economía a millones de seres humanos cuyo sustento es el dinero contante y sonante.

Deneck Inzunza.