En la primera quincena del mes de noviembre, el Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE), señaló que, en el municipio de Celaya, la instalación de nuevas unidades económicas había aumentado en un 4%, indicando que, de junio de 2020 a junio 2021, se había dado la apertura de 815 nuevas unidades económicas, sobre todo en los sectores de abarrotes, seguido de servicios de preparación de alimentos.

Según este estudio del INEGI, arroja a que en el ultimo año durante los meses fuertes de la pandemia, los negocios aumentaron mencionando que Celaya es la segunda economía del corredor industrial con la mayor diversificación de actividades manufactureras solo después de Irapuato.

Por ello, nos acercamos con algunos ciudadanos y comerciantes de la tierra de la cajeta, para saber si ellos, personas de a pie, han visto estos cambios reflejados en su entorno, pues son al final del día, los que resienten la realidad.

Los encuestados coincidieron en el hecho de que efectivamente, negocios pequeños abrieron, además de que vieron una importante alza en el comercio ambulante, aunque el precio, fue el cierre de empresas grandes y de antaño, que por la pandemia no pudieron resistir, señalando que no hay punto de comparación

Los ciudadanos opinaron que la pandemia y la inseguridad fueron los factores claves para que grandes comercios bajaran sus cortinas, factores como la extorsión, los robos, los asaltos, hicieron claudicar a los vendedores, insistiendo en que esas estadísticas no reflejan la realidad

Como en todo el territorio nacional, Guanajuato incrementó sus índices de delitos y aunque pequeños comercios han aumentado en el municipio de la cajeta, la fluidez económica no es la deseada ni mucho menos comparable a la de años anteriores, aunque, los comerciantes que aun resisten todavía tienen una leve esperanza de que con el cierre de año sus ingresos mejoren; confían en los aguinaldos y las vacaciones para poder salir a flote.