Una empresa uruguaya y otra colombiana lograron concretar la primera exportación de cannabis medicinal latinoamericano hacia Europa, según se anunció por parte de un comunicado de Uruguay y Alemania.

La exportación de flores secas y extracto de cannabis para uso farmacéutico estará a cargo de la empresa uruguaya Fotmer y la colombiana Clever Leaves.

La The Associated Press dice sentise muy orgullosa y que todos los elementos que trabajaron en dicha asaña tambien lo estan, principalmente el directivo de Fotmer, el estadounidense Jordan Lewis comento que esto pone a Uruguay en el mapa del mundo del cannabis farmacéutico. Hoy Alemania representa el mayor mercado en Europa y tienen los estándares de calidad más altos del mundo”.

La empresa de Lewis está instalada en Uruguay y es financiada con capitales locales y estadounidenses.

Lewis dijo que se estima que hay actualmente 700.000 alemanes que usan productos farmacéuticos derivados de la marihuana.

Agregaron que es un mercado que está creciendo y Uruguay está en condiciones de transformarse en un importante proveedor a nivel mundial”

En un comunicado de prensa emitido en Alemania, el CEO de la compañía Cleaver Leaves, Andrés Fajardo, señaló que la exportación demuestra “que el mercado colombiano puede alcanzar los estándares internacionales y producir cannabis medicinal de alta calidad”.

Clever Leaves espera producir 29.000 kilos de flores secas de marihuana en 2019 y elevar esa cifra a 77.000 en 2020. Hoy emplea a más de 300 personas.

La firma alemana que adquirió el cannabis latinoamericano, Cansativa GmbH, emitió un comunicado en el que señaló que es la primera vez que una empresa europea importa cannabis medicinal de América Latina.

Agregó que Clever Leaves y Fotmer fueron elegidas por ser las dos empresas mejor calificadas entre las productoras de cannabis medicinal de América Latina.

El cannabis cultivado en Uruguay y Colombia será sometido a diferentes pruebas de laboratorio en Alemania, entre otros para testear sus propiedades microbiológicas y su ausencia de restos de pesticidas y metales pesados.

Lewis dijo que llegó a Uruguay para introducirse en el terreno desconocido de una industria sin precedentes en el mundo.

A partir de las flores secas de cannabis se extrae un aceite que permite fabricar pastillas, cremas, pomadas, parches y otras presentaciones que sirven para tratar casos de epilepsia y dolor crónico, entre otros usos.

El Parlamento uruguayo sancionó el 10 de diciembre de 2013 una ley que transformó a Uruguay en el primer país del mundo en tener un mercado legal de esta hierba desde su siembra hasta su venta al público.

despirta guanjuato