El incidente en el kínder Xinshiji fue perpetrado por una mujer de 39 años de edad, identificada solo por su apellido, Liu, según un reporte publicado en el microblog de la Policía a muy temprana hora del viernes.
Los motivos por los cuales la mujer ataco salvajemente a los pequeños aun no se conoce a pesar de que fue detenida.
La identidad de los niños por obvias razones no fue revelado y no existen muchos detalles sobre este caso pues el gobierno chino quiere mantenerlo como un incidente aislado debido a lo delicado que es el tema pues menores de edad se vieron involucrados.
Los padres de los 14 niños presentaran cargos en contra de la mujer de quien es probable que padezca de sus facultades mentales pues era una total desconocida que de un momento a otro, ataco a los pequeños que afortunadamente solo salieron con algunas cortaduras y mucho susto.
En los últimos años, China ha registrado una serie de incidentes de este tipo, atribuidos en gran parte a personas con problemas psicológicos o con rencor y en su mayoria, siempre en contra de niños.
Las armas de fuego no son fáciles de obtener por los ciudadanos comunes en China y la mayoría de los ataques son realizados con cuchillos o bombas caseras. La venta de cuchillos fue regulada estrictamente luego de varios ataques, algunos de los cuales fueron lanzados contra niños en guarderías y escuelas primarias.