Bajo la supuesta amenaza de un desbordamiento de las presas de jales, la minera Fresnillo, busca desalojar a las más de 120 familias que habitan en la comunidad del cedro. Prometiéndoles una reubicación, lo que ha levantado la sospecha en los pobladores quienes aseguran que la verdadera intención de la empresa minera es apoderarse de la comunidad para explotar una veta que esta justo a sus pies, como muestra de la depredación de Fresnillo.

La reubicación que se les ha prometido seria en el cerro de la bolita, una extensión ubicada a kilómetro de la zona donde les reconstruirían sus casas, ya que la empresa se ha ostentado como dueña de todas las propiedades pese a que al menos ahí han vivido ya más de tres generaciones.

Con la reapertura de la mina de las torres ubicada en la entrada de la comunidad la cual estuvo cerrada cerca de 20 años, ha iniciado de igual manera la barrenación lo que ha desatado el miedo de los habitantes de las explosiones que incluso aseguran cimbran sus domicilios, sin que ninguna autoridad haya tenido acercamiento hasta el momento.

Señalaron que ha sido la propia delegad de la comunidad la que ha encabezado las reuniones con la minera, pero que hasta el momento no ha sido la figura de autoridad que se esperaba, así que la decisión de la gente se encuentra dividida entre los que aceptan la propuesta de la reubicación contra los que se oponen, cueste lo que cueste.