Cuando pensamos que la violencia no pudiera sorprendernos más, pasa una tragedia como esta… siendo las 21 horas, del 13 de junio, un alma inocente le fue arrebatado su futuro, tras ser victima de una bala perdida.

Fue en una casa de la calle Lázaro Cárdenas de la colonia Molino de Ávila, en Salvatierra, donde sujetos armados ingresaron y detonaron sus armas en repetidas ocasiones, para posteriormente retirarse del lugar rápidamente.

Por desgracia una de estas balas hirió a una pequeña bebé de tan solo 7 meses de nacida, ante esto sus familiares al ver que la pequeña estaba sangrando la llevaron en un vehículo a la clínica particular del Sagrado Corazón, la cual se encuentra frente al hospital del IMSS.

Los galenos rápidamente comenzaron a atender a la bebé, pero cuando recibía los servicios pre hospitalarios, su cuerpecito no resistió y murió.

Ante la gravedad de la situación se dio aviso a las autoridades competentes, quienes llegaron tanto a la clínica como al domicilio donde se suscito la desgracia.

Como suele pasar en estos casos, los autores del crimen no dejaron rastro aparente para lograr su pronta detención. Peritos procesaron la casa en búsqueda de pistas que ayuden a la investigación.

despirta guanjuato