En el lugar, recogieron más de 20 casquillos de arma larga y sobre los autores del homicidio solo se supo que tripulaban una camioneta roja.

La víctima se llamó Francisco Martín N., de 29 años, quien no estaba asignado como escolta de Sandra Susana García Herrera, pero la acompañaba siempre en calidad de secretario o asistente personal.

Acerca del ataque pudo saberse que, minutos antes, la policía recibió una llamada sobre una camioneta roja en la cual iban varios hombres, cuya actitud pareció sospechosa a los ciudadanos que hicieron el reporte.

Eran las 16:00 horas cuando acudió una patrulla al lugar, sin embargo, en el trayecto, recibieron otro reporte que anunciaba disparos de arma de fuego en el lugar.

Al llegar, los policías encontraron un coche March, blanco, a bordo del cual agonizaba una persona que, de inmediato, reconocieron como miembro de la Dirección de Tránsito Municipal.

El área fue cerrada a la circulación e, instantes más tarde, moría el agredido víctima de los balazos que recibió en varias partes del cuerpo y, en especial, en la cabeza.