El funcionario viajará a México acompañado de los responsables del Tesoro y de Seguridad nacional de USA además del yerno del presidente estadounidense Donald Trump y asesor de la Casa Blanca, Jared Kushner. Todos ellos participarán de la reunión de cortesía con el futuro presidente mexicano.

Ebrard dijo que la reunión fue originalmente planeada sólo con Pompeo, pero que será un encuentro del más alto nivel. Él es quién confirmó que también estarán presentes el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, y la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

La agenda de la reunión no incluye el muro fronterizo que Estados Unidos pretende construir entre ambos países pero sí la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, adelantó el secretario de Relaciones Exteriores del próximo gobierno.
La delegación encabezada por el secretario de Estado, Mike Pompeo, originalmente planificó la visita a México para reunirse con el saliente presidente Enrique Peña Nieto y trabajar en la relación bilateral, incluyendo temas como migración, comercio, seguridad y cooperación para el desarrollo. Sin embargo, aprovecharán la gira para la reunión de cortesía con el próximo gobernante.

López Obrador, el primer presidente de izquierda mexicano en décadas que asumirá el 1 de diciembre, dijo que durante la llamada telefónica que sostuvo con Trump tras ganar las elecciones hace una semana no hablaron del muro fronterizo.

Además, el político de 64 años abogó por mantener el TLCAN, cuya renegociación luce estancada desde hace semanas en gran medida por discrepancias en las cláusulas automotrices entre los integrantes Canadá, Estados Unidos y México.