López Obrador comenzó su conferencia excusando a su vocero Jesús Ramírez Cuevas porque estaba enfermo, probablemente, según el mandatario, de COVID.

Entre otras cosas, le preguntaron al mandatario sobre su aparente problema con el director de FONATUR, Javier May, quien es el encargado de la construcción del tren maya, a lo que este respondió que “no hay ningún problema, él es un funcionario público de primer orden”, dijo también que es una persona de su máxima confianza.

Se refirió al fallo del modelo neoliberal debido a la corrupción, mencionó que: “Los modelos pueden ser perfectos, pero como dicen los tecnócratas: ‘Una variable de corrupción destruye todo’”.

Andres Manuel confesó su nostalgia por los trenes depasajeros que antiguamente había en el país, y que es importante mantener esta tradición, pues es parte de nuestra historia.

Dijo que es una prioridad continuar con la obra públiica, pero sin endeudar al país.

AMLO envió sus condolencias a familiares de víctimas de la masacre en Uvalde, Texas, que dejó al menos 21 personas muertas, dijo que no dudaba que entre las víctimas, hay algún mexicano entre los fallecidos.

Sobre la filtración de los audios del lider priista Alejandro Moreno, dijo que no perseguirían a nadie, y que su gobierno aboga por la libertad de expresión.

despirta guanjuato