Vecinos de las comunidades Presa Blanca y San Elías, descubrieron el cadáver calcinado de un hombre entre yerbas crecidas a un lado del camino que une a ambas poblaciones rurales, pertenecientes al municipio de Celaya.

Fue alrededor de las 10:50 horas, cuando se dio la voz de alarma ante el tétrico hallazgo cerca de una parcela de esa zona.

De inmediato, solicitaron la presencia de la policía municipal para que tomaran conocimiento del crimen e iniciaran las pesquisas.

Los agentes, acordonaron la escena del crimen, dentro de la cual quedó resguardado el cadáver de un hombre con estatura no mayor a un metro con 70 centímetros.

Sus victimarios, le amarraron pies y manos para evitar que se resistencia en el momento que lo llevaban capturado.

Algo que llamó la atención, fue el hecho de que el cadáver aún desprendía humo al ser descubierto, por lo cual la acción de prenderle fuego pudo hacer sucedido pocas horas antes.

Peritos de la Fiscalía, comenzaron su labor de campo, para juntar las evidencias suficientes para dar con el o los responsables del hecho. Los restos del hombre, fueron enviados a la Morgue para realizarle las pruebas de genética y dar con su identidad.