Entre otras cosas, a Trump lo están investigando por su posible implicación en el asalto al capitolio, por sus negocios y declaraciones fiscales, e intento de fraude electoral. La propiedad cateada fue Mar-a-lago, en Palm Beach, Florida; principalmente relacionado a “una investigación sobre el manejo de los registros de los Archivos Nacionales

Fue el mismo empresario quien denunció por medio de redes sociales, que el servicio secreto estadounidense estaba realizando un cateo en su domicilio: «Estos son tiempos oscuros para nuestra Nación, cuando mi bella casa, Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, está actualmente bajo sitio, allanada y ocupada por un gran grupo de agentes del FBI. Nada como esto ha ocurrido nunca antes a un presidente de Estados Unidos«

También mencionó que siempre de ha mostrado dispuesto a cooperar con la investigación, y que el allanamiento no era necesario.

También publicó que

«Un asalto semejante solo podría ocurrir en países quebrados del Tercer Mundo«.

Kevin McCarthy, líder republicano en la cámara de representantes, advirtió que esta redada sería investigada cuando según el, “cuando los republicanos retomen la cámara”.

Publicó una imagen en redes sociales: “He visto suficiente. El departamento de justicia ha alcanzado un estado de politización usada como arma. Cuando los republicanos retomenmos la Cámara, llevaremos a cabo una supervisión inmediata a este departamento, seguiremos los hechos y no dejaremos rincón sin revisar», Fiscal General Garland, guarde los documentos y despeje su agenda«.

El expresidente declaró que buscaron meticulosamente por su propiedad, e incluso, habían abierto su caja fuerte.

A pesar de esto, se ha recalcado que un jurado de estados unidos: “no emite órdenes de redadas por capricho, o para que los agentes del FBI vayan en un ejercicio de cacería”, sino que debe haber evidencia creíble de que se está cometiendo un delito.

despirta guanjuato