Las tragedias ocasionadas por las inundaciones siguen abriéndose paso, esta vez en el municipio de Salamanca, el desbordamiento del Rio Lerma, que mantiene preocupada a la ciudadanía, pues desde la noche del 30 de septiembre, comunidades ya comenzaron a verse afectadas por el aumento del nivel del rio.

En los recientes días, el municipio petrolero se vio afectado por la caída de una tromba que afectó por lo menos, 05 comunidades rurales y tiene en expectativa a la zona urbana.

En las ultimas 12 horas el cauce del rio aumentó 5 metros, manteniendo su capacidad del 90%. En comunidades de l zona norte del municipio, ya se comenzaron a presentar las primeras afectaciones, Barrón, Oteros, Cerro Gordo y Mirandas, son de las principales afectadas.

Los canales que atraviesan por las comunidades no soportaron la capacidad del agua y se desbordaron durante las primeras horas de la madrugada por lo que a los habitantes no les dio tiempo de resguardar sus pertenencias ni proteger sus propiedades, registrándose hasta pérdidas de animales y sembradíos y por lo menos 70 familias afectadas.

Por ello, durante el transcurso de la mañana, el municipio decretó alerta para toda la población, anunciando la habilitación de cuatro albergues en las unidades deportiva sur y norte, valtierrilla y centro cívico.

De igual manera en la parte centro y oeste de municipio las afectaciones del desborde del rio también ya empezaron a resentirse; en la colonia Nativitas, los habitantes tuvieron que comenzar a resguardar su pertenencias y viviendas, pues el rio está a pocos metros de alcanzar la altura máxima.

Y aunque la alcaldesa Beatriz Hernández, junto con Protección civil municipal, señalaron que se trata de una emergencia controlada, el riesgo aumenta ya que hacia la comunidad de valtierrilla, el Rio Lerma, converge con el rio laja, el cual se encuentra al 60% de su capacidad y podría seguir aumentando.