Los tramos 6 y 7 del Tren Maya fueron autorizados por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales desde finales de septiembre

Activistas por el medio ambiente de diversas organizaciones han señalado desde su planteamiento, que la construcción del tren maya podría ocasionar un perjuicio enorme e irreparable al medio ambiente, “Luego de que se diera a conocer que arrancaron las obras de tala y desmonte en el nuevo trazo del Tren Maya a su paso por Playa del Carmen, en Quintana Roo” decenas de organizaciones ambientalistas, han protestado en contra su construcción.

El Tren Maya implica efectos ambientales, culturales, económicos, sociales y territoriales.”

Otras afectaciones de este tramo son el aumento de gases de efecto invernadero, disminución de la calidad del agua superficial, y de la subterránea, ya que, se asocia con la generación y manejo de residuos

A pesar de todo esto, el gobierno mexicano insiste en que la obra emblema de la 4t, que busca unir al sur y sureste del territorio mexicano, a través de 1500 kilómetros de vias que atravesarán 5 estados y 78 municipios, va a contribuir a: “mejorar la calidad de vida de las personas, cuidar el ambiente y detonar el desarrollo sustentable”, recientemente, el presidente López obrador presumió que se trabaja en la magna obra 24/7, calificando la construcción de esta obra como “un orgullo de nuestra ingeniería civil”.

El mandatario recalcó que si se realizaron pruebas estructurales para garantizar que no se estuviera causando daño a la naturaleza.

despirta guanjuato