Una visita a su familia le costo la vida a un elemento de la policía estatal de Querétaro, luego de que un comando armado lo acribillaron junto con su hermano, esto en el municipio de Apaseo el Grande, lugar donde además se dijo que el padre de ambos fue levantado.

El hecho se suscito la madrugada del jueves, cuando los habitantes de la comunidad “Las Adjuntas” vivieron minutos de miedo tras el asesinato de los dos hermanos.

De manera extraoficial, trascendió que a la una de la mañana los habitantes de la comunidad, escucharon ruido y balazos, pero por la grave situación de violencia que viven en las poblaciones que colindan con el límite entre ambas entidades, nadie salió a la calle para ver qué sucedía.

Más tarde, empezó a correr la versión de un ataque a balazos contra un negocio de la localidad, lo que fue reportado a la policía y varias unidades llegaron para verificar las versiones de homicidio que llegaron al sistema de emergencias.

Trascendió que el policía estatal estaba de visita a su familia pues gozaba de su día de descanso, acerca de la forma en que se desarrolló el ataque mortal, solo pudo conocerse que lo cometieron sujetos que dispararon directamente hacia donde estaban los hermanos.

Más tarde, corrió la versión en torno a que el padre de los finados y otro miembro de la familia habían sido objeto de un “levantón” pero ninguna autoridad en el Estado confirmó o desmintió el rumor.

Por medio de un breve comunicado, las autoridades del Estado de Querétaro, lamentaron y condenaron los hechos, además de ofrecer colaborar con la Fiscalía General del Estado de Guanajuato, para esclarecer el hecho.