Sangriento ataque a balazos contra empleados y propietario de la Mueblería Martínez, con domicilio en la calle Morelos, cerca de la esquina con Mariano Abasolo, en el Municipio de Acámbaro dejó a tres hombres y una mujer muertos, además de otra persona herida de gravedad, sobre la cual existe contradicción en torno al sexo.


Trascendió que algunas de las víctimas eran originarias de Jerécuaro, municipio aledaño a Acámbaro, confirmándose que el dueño de la negociación tenía su domicilio en dicha localidad.


Esta masacre provocó temor entre los habitantes de la ciudad pues, aparte de la magnitud que tuvo, la perpetraron en calles céntricas y cerca del área donde se localiza la Presidencia Municipal.


Las ráfagas de disparos movilizaron a las patrullas de policía y a varias unidades de socorro que acudieron al inmueble para prestar ayuda a los agredidos, lamentablemente, solo una persona quedó con vida pero su estado de salud fue considerado como muy grave.
Por su parte, los agentes de investigación criminal adscritos a la una unidad especializada en homicidios, acudieron al lugar acompañando al perito encargado de procesar la escena del crimen mediante la toma de fotografías y levantamiento de casquillos.


Aún no hay una versión oficial acerca de la forma en que se desarrolló el ataque armado, las versiones extraoficiales coinciden en que los sicarios ingresaron al local, bajaron la cortina de acceso y dispararon a mansalva contra quienes ahí se encontraban.

despirta guanjuato