Padres de familia de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa se reunieron con ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación a quienes les solicitaron resolver con agilidad el tema de la Comisión de la Verdad en el caso Iguala, de acuerdo con el vocero del movimiento, Felipe de la Cruz.
Se comprometieron a que, en cuanto llegue a la Suprema Corte esa resolución, de inmediato harán el análisis de todo el expediente y se someterá al pleno para dar la resolución que ellos consideren”, dijo tras salir de la reunión.
Este diálogo ocurrió cinco días después de que un Tribunal Colegiado del Decimonoveno Circuito validó la creación de la comisión en el caso, pese a que al menos 10 instancias federales han interpuesto recursos contra su conformación.
En el encuentro con seis padres de las víctimas estuvo el presidente de la Corte, Luis María Aguilar Morales, y las ministras Norma Lucía Piña Hernández y Margarita Luna Ramos, presidenta de la Primera Sala y decana de la Segunda Sala, respectivamente.
Previo a la reunión, padres de los normalistas y los estudiantes que los acompañaban realizaron un mitin frente al máximo tribunal constitucional del país, para pedir que la Corte respalde la creación de la Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia.
Los manifestantes demandaron a los ministros pronunciarse sobre la sentencia del Tribunal Colegiado de Tamaulipas, que ordena crear este mecanismo independiente.
la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos insistió en que el caso es un símbolo de las desapariciones en México.
El organismo internacional lamentó que el actuar de la autoridades haya sido más en defensa de una versión oficial, pues calificó a la llamada “verdad histórica” como una investigación “insostenible”.
“Sus deficiencias e inconsistencias han sido expuestas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos , el Equipo Argentino de Antropología Forense y Forensic Architecture. Además, la ONU-DH recuerda como en su informe ‘Doble Injusticia’ documentó el uso de métodos ilícitos en las investigaciones y un Tribunal Colegiado con sede en Tamaulipas constató un ‘cuadro manifiesto de graves irregularidades’ en las investigaciones”, expuso el organismo de la ONU.