Sin embargo esto nunca fue informado hasta que se solicitó un informe por parte de transparencia.
En el expediente se señala que fueron sustraídas del hotel 16 armas largas y 42 cortas
Los hechos después de que la 21 unidad de apoyos operativos, participar en tareas de seguridad en la ciudad fresera en el 2014.
Ante esta situación el sistema de órgano de control interno de la policía federal responsabilizo al policía José Sánchez, comisionado para coordinar las operaciones.
El agente federal fue sancionado con pagar 2 millones de pesos y fue destituido de sus funciones por el armamento desaparecido.
No obstante el agente declaro que un día anterior discutió con François Noel, inspector de la corporación, este a su vez lo mando a la ciudad de México por unos documentos, mismo dia en que las armas fueron supuestamente robadas.
Al estar en la ciudad de México, ya se le había responsabilizado del robo siendo que no se encontraba en Irapuato tras recibir orden verbal de salir de la entidad por parte del inspector.
Después de castigarlo quitándole su trabajo y la multa por más de 2 millones de pesos José Sánchez no ha sido escuchado por altos mandos policiales federales para exponer sus argumentos de defensa.
Expreso que como siempre le cargaron la culpa al agente de menor rango, no se ha investigado el hecho a profundidad y tampoco ha sido llamado para rendir su declaración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here