La policía de Rusia dio a conocer un video en el que una joven de 25 años vendió a su bebé recién nacido a una mujer de 43 años en el aeropuerto de Omsk.

Inna Petrova, la madre del pequeño de tan sólo nueve días de vida, recibió 40 euros después de entregar a su bebé y ahora tanto ella como Natalia Zhdanova quien se llevó a la pequeña, de ser detenidas, podrían pagar una condena de 10 años en la cárcel por el delito de tráfico infantil.

Inna besó a su hija por última vez antes de entregarla envuelta en una manta a dos mujeres, una de ellas Zhdanova quien según las autoridades, viajó más de 3 mil kilómetros desde San Petersburgo para recoger a la bebé y se valió de un certificado de nacimiento falsificado para mostrarlo a la seguridad del aeropuerto antes de emprender un vuelo.

Inna, quien afortunadamente fue atrapada gracias a las imágenes de las camaras de seguridad y al registro de pasajeros del aeropuerto, ha admitido que estaba equivocada en ese momento y desea recuperar a su bebé.

Pero ahora la pregunta es, donde esta la compradora? Y cual fue el destino que tuvo su bebe?….