Hasta el momento, las víctimas estaban en calidad de no identificadas, así mismo, desconocen su lugar de origen pues los peritos de la Subprocuraduría de Justicia se hicieron cargo del crimen y, conforme a la legislación, impidieron que alguien permaneciera cerca de los cadáveres.
La agresión mortal tuvo lugar casi frente al invernadero que se ubica en esta zona, en predios de la comunidad de San Pedro de los Naranjos, los finados viajaban en una camioneta blanca, marca Chevrolet, y tuvieron que reducir la velocidad a media carretera.
Ese instante, fue aprovechado por los hampones, quienes dispararon desde un auto, color gris, en movimiento y rafaguearon a los ocupantes de la unidad.
Dentro de la camioneta, en el asiento del copiloto, quedó el cuerpo de uno de los occisos, otro, quien presuntamente era el chofer, terminó bocabajo en la carretera y con la cabeza pegada a la llanta trasera, en tanto dos mujeres fueron trasladadas hasta un hospital para que recibiera atención medica, falleciendo una de estas mientras era atendida.
Por la confusión generada, los agresores pudieron escapar con toda facilidad, aunado a lo anterior, esa parte del municipio carecía de vigilancia policiaca en ese momento y nadie pretendió siquiera interponerse al paso de los asesinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here