Los dejó con heridas de bala en diferentes partes del cuerpo, uno de ellos está reportado como grave ya que los proyectiles lesionaron arterias, acerca de sus agresores, solo quedó claro que escaparon en una camioneta X-trail, gris.
Los elementos recién acababan de salir de turno cuando iban a bordo de una camioneta, propiedad de uno de ellos, y de pronto los coparon cuatro sujetos en dos vehículos grises, al verse atacados a balazos, los policías repelieron la agresión y eso ayudó a que no se consumara el asesinato.
De acuerdo con la primera versión del suceso, circulaban sobre la carretera federal Yuriria-Valle de Santiago, a la altura de la comunidad Puerta de Andaracua, en ese instante empezó la refriega y uno de ellos solicitó apoyo al sistema de emergencias 911.
Mientras tanto, los sujetos que iban en las camionetas grises continuaron disparando pero al ver que los policías les respondieron el fuego optaron por huir hacia la comunidad de Cerano.
Precisamente a la altura del entronque a la comunidad de Cupichapio, encontraron abandonada una camioneta Jeep Liberty, gris, chocada y con al menos 20 balazos en parabrisas y carrocería, unidad que cuenta con reporte de robo.
Respecto a los delincuentes, testigos presenciales dijeron a las autoridades policiacas que uno de ellos escapó pie a tierra hacia las calles de la población, el resto, huyó en la otra camioneta.
Uno de los policías presentó una herida en antebrazo izquierdo con lesión en arterias, por lo que su estado de salud fue considerado delicado, tiene casi 20 años de servicio en la corporación.
Los otros dos agentes, ingresaron hace nueve y siete años, uno recibió un balazo en el hombro derecho y, el restante resultó con una herida en la pierna derecha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here