“Sin los cuatro, no hay trato, muchísimas gracias”, fue la respuesta de la comunidad estudiantil de la Universidad de Guanajuato ante el desaire que les hizo el Fiscal Zamarripa, dejando al gobernador, al alcalde y al rector en el foco de la humillación internacional en el escenario del Teatro Principal

“Sin los cuatro, no hay trato, muchísimas gracias”. De esta manera, la comunidad estudiantil de la Universidad de Guanajuato dejó muy en claro que va en serio su movimiento y que exigen respeto aun se trate del Fiscal General del Estado, Carlos Zamarripa Aguirre, quien desairó a los jóvenes universitarios y colocó al mismísimo gobernador, Diego Sinhué, al alcalde, Alejandro Navarro, y al rector, Luis Felipe Guerrero Agripino, en el foco de la humillación internacional en el escenario del Teatro principal de Guanajuato.

Zamarripa fue el único que desatendió la importancia del paro convocado por la comunidad universitaria, el fiscal no tiene de respaldo su trabajo, el que ha llevado al estado a los altísimos índices delincuenciales, y su ausencia, defendida por el gobernador con una explicación bastante peregrina, derivó en la extensión del paro.

Los estudiantes no cayeron en la trampa que les puso el sistema para ver si cedían, recurso utilizado por los gobiernos totalitarios para ver si los huelguistas tienen puntos débiles. Pero los jóvenes muy bien, resistieron y cumplieron la sentencia que habían dado a conocer desde ayer, sin los cuatro no hay trato.

A pesar de darse cuenta de la magnitud de sus omisiones y encubrimientos a acosadores, el rector, Luis Felipe Guerrero Agripino, niega que sea verdad que los estudiantes se sientan poco escuchados, se deslinda y a pregunta expresa sobre su renuncia para darle solución a estos temas, dice que no se va, que tiene un compromiso con los órganos de gobierno… Es decir, Agripino se ha olvidado que se debe total y completamente a los estudiantes, no a trajeados de consejos y un organigrama que desplaza a los alumnos hasta el punto en el que estaban y que estalló con este paro. Cero empatía del rector, muy buena respuesta de los estudiantes.

Deneck Inzunza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here