Más de 100 mil pesos mensuales se derrochan en el sueldo de la titular de la dirección de comunicación y enlace de la universidad de Guanajuato, siendo así un jugoso sueldo envidiado por más del 90% de los presidentes municipales del estado, los diputados locales, y hasta el gobernador, que por unos cuantos pesos casi igualan estas cifras, pero que en cambio sus funciones no son para nada equiparables, pues para esta directora solo se trata de coordinar a medias este departamento y esconder al rector general y autoridades superiores cuando hay temas delicados, para que la prensa no les produzca bochornosas entrevistas desmintiendo su falso criterio. Lo peor de todo es que esta directora es de todo menos comunicóloga, pues tiene licenciatura en enfermería lo cual tiene poco, o nada que ver con esta área que es de comunicación, y que para variar de los 40 elementos que conforman la cuadrilla de esta área, evidentemente ella es la que gana más, duplicándole por completo el sueldo a la Coordinadora de Publicaciones Institucionales, lo cual evidencia el favoritismo y los dedazos que se caracterizan en esta institución, apadrinando a los amigos y conocidos para darles las mejores plazas con los mejores sueldos, pues hay 3 Responsables de Cobertura Institucional y aunque los 3 deben realizar las mismas funciones, solo dos de ellos tiene un sueldo mayor a los 17 mil, en cambio la otra persona recibe menos de 8 mil pesos. Lo que deja claro que basta con caerle bien aún alto mando o ser hijo de uno de ellos para gozar de estos beneficios, pues en contraste las secretarias por ejemplo se tienen que conformar con sueldos miserables de 5,000.

Donde quedaron aquellas palabras del rector en las que este se pronuncia en pro de la legalidad y la credibilidad de su distinguidísima casa de estudios, que nadie niega cuan reconocida es pero que en cuanto a su personal administrativo, los asuntos tienden a ser turbios, pues para que se abran plazas y estas realmente se participen y no se regalen como si fueran dulces, aunque ya nos quedó claro a mi estimado rector le gusta más salir bien en la foto, darse su pequeño trago de agua antes de cada discurso para que este le salga de perlas y de vez en cuando cantar como lo hizo con el gobernador el pasado viernes ante el gremio de jubilados de la UG para que para alivianarse un poco.  Aunque eso de nada le sirve para ocultar las fallas en su sistema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here