Los vientos de hasta 50 km por hora que azotaron en la capital dejaron como resultado varios árboles caídos en diversos puntos de la ciudad, el primero de ellos en la primaria Ignacio Ramírez López en la comunidad de cuevas, el cual causo fuertes daños a instalaciones ante los reiterados reportes que la encargada del plantel realizara desde hace 3 años a las autoridades, otro caso se suicito durante la tarde de ayer, en la zona de valenciana donde un árbol de especie mejor conocida como “pirul” se derribó al interior de las ruinas de la mina a un costado de la escuela primaria Amado Nervo, obstruyendo una banqueta peatonal y durante la madrugada de este martes en la zona de mellado dos mujeres fueron presa del tremendo susto al ser víctimas de las fuertes ventiscas que derribaron un cedro de más de 10 metros de altura, el cual cayó sobre la vivienda, dañando el tejado de la misma, por lo que solicitaron el apoyo de protección civil y bomberos, ante lo cual los cuerpos de rescate se dieron cita en el lugar, sin embargo al encontrarse en un predio particular la responsabilidad de remover el tronco era de los propietarios, pero al revisar el lugar los elementos se percataron de que otro árbol de las mismas características amenazaba con caer de igual forma, por lo que en ese sentido los rescatistas intervinieron para talarlo antes de que embistiera a un civil, y solicitaron el apoyo del ayuntamiento a través de la dirección de parques y jardines para que hicieran uso de una herramienta especial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here