La Fiscalía Anticorrupción del estado se pone a prueba nuevamente, ahora con el caso del desvío de recursos que habría cometido la representación de Morena en el Congreso local.
Luego de no imponer castigos -ni siquiera administrativos- la Contraloría interna del Legislativo local hizo llegar a la Fiscalía especializada la investigación que comenzó en febrero del 2017, de la cual resultaron probables responsabilidades penales. De acuerdo con Rafael García, Contralor interno del PL, se mantiene comunicación constante, para coadyuvar en la obtención de las pruebas que se requieran
Ahora le tocará a la Fiscalía lograr lo que el Legislativo se rehusó a hacer durante todo un año: investigar y probar un evidente caso de corrupción al interior del Congreso local, el despilfarro y robo de cientos de miles de pesos de recursos públicos y castigar a los culpables.
EL CASO
En febrero del año pasado se dieron a conocer los malos manejos que existían al interior de la representación de Morena en el Congreso local, esto gracias a la filtración a TV Guanajuato de un audio en el cual el diputado Alejandro Landeros acusa a su equipo de asesores. Óscar Edmundo Aguayo Arredondo, Alejandro Bustos Martínez y Juan Emiliano Cruz Segoviano fueron despedidos semanas después, luego de que el Secretario General del Congreso y el Presidente de la Junta de Gobierno Éctor Jaime Ramírez Barba le dieran su respaldo a Landeros Torres para que permaneciera en el cargo; la investigación se exigió e inició en la Contraloría interna, pero doce meses después no ha habido ninguna consecuencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here