La incursión se efectuó el miércoles cerca de un campo extremista, próximo a Shebeeley, en la región central de Hiran, al norte de Mogadiscio.

El ataque aéreo estadounidense fue el noveno de este año. Estados Unidos lanzó el año pasado casi 50 bombardeos en la nación del Cuerno de África contra Al Shabab, el grupo extremista islámico vinculado a Al Qaeda que ha causado más muertes en África. 

Al Shabab se atribuyó el ataque de este mes contra un hotel en la capital de Kenia que dejó 21 muertos. El grupo extremista, que ha perpetrado atentados en Kenia en represalia porque ese país envió soldados a Somalia, también ha lanzado acciones con atacantes suicidas contra hoteles, oficinas gubernamentales y retenes en Mogadiscio.

También pesan sobre el grupo acusaciones de robar asistencia humanitaria en el país asolado a menudo por la sequía así como de extorsionar a habitantes y viajeros para financiar sus ataques.

El Comando Militar de Estados Unidos en África dijo que los ataques aéreos tienen como propósito apoyar a las fuerzas somalíes que han intensificado sus acciones contra Al Shabab y los intentos del grupo de reclutar gente en la región, en especial en el sur y centro de Somalia. Los campamentos de extremistas y otros lugares que utilizan y en los que parecen estar a salvo también son blanco de ataques. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here