Apenas hace un mes, fue que asesinaron a su esposo.
“No entendiste, Charo”, justo fue lo que testigos escucharon que los sicarios le dijeron a la mujer que murió baleada, junto con su nieta, la tarde del sábado en la calle Diego Rivera, de la comunidad “Rincón de Tamayo”, en el municipio de Celaya, afuera de la casa que habitó.
Su muerte, tipo ejecución, ocurrió justo al mes de que su esposo fuese asesinado también de la misma forma por un par de sujetos en motocicleta que lo interceptaron casi en el mismo lugar que ahora a la fémina y su nieta, de tan solo cuatro años de edad.
Las tres muertes ya son investigadas por la policía ministerial para desentrañar, en primer lugar, el móvil de todos los casos y, en segundo lugar, tratar de ubicar a los autores del crimen para ponerlos ante un juez.
Al respecto, la Subprocuraduría de Justicia para la región C, informó que en el lugar donde sucedió el doble homicidio encontraron nueve casquillos calibre .40, varios de los cuales se incrustaron en la pared de la vivienda donde habitó la fémina con su cónyuge y su nieta.
María del Sagrario N., fue el nombre que proporcionaron las autoridades como el que llevó en vida la mujer adulta, en tanto que se reservaron los datos de la menor de edad.
Acerca de la forma en que sucedió el ataque, solamente dieron a conocer que fue una pareja de motociclistas pero sin precisar mayores detalles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here