Sólo silencio transcurría en la madrugada de este lunes 5 de febrero, de pronto, el sonido estremecedor de detonaciones producidas por arma de fuego retumbó entre los primeros cuadros de la ciudad.
Fue alrededor de las 2 de la madrugada y a sólo dos cuadras del jardín principal en la calle Guanajuato, justo enfrente de la Escuela Primaria “Centenario”, se encontró un automóvil MUSTANG color azul metálico con las puertas abiertas de par en par, junto él, yacían los cuerpos sin vida de dos hombres de mediana edad tirados en el suelo, con evidentes marcas de proyectiles incrustados en cara y cuerpo.
Entre la luz tenue de las de las lámparas nocturnas, las siluetas del o de los maleantes se desvanecieron, nadie supo nada más.
Al paso de algunos minutos, unidades de emergencia acudieron al sitio sólo para corroborar que se trataba de la muerte de dos individuos, acordonaron de inmediato una cuadra a la redonda.
Ante la mirada de algunos desvelados, agentes ministeriales y peritos acudieron al lugar y recabaron información sobre los hechos.
Ya después de un par de horas arribó personal del Servicio Médico forense quien trasladó los cuerpos a San miguel de Allende, donde se les aplicaría la necropsia de Ley.
Se menciona que existe un tercer afectado que fue trasladado a una clínica particular.
Con los primeros rayos del sol trabajadores de limpia retiraron las manchas rojo óxido que dejó el vital líquido de las personas fallecidas, un hueco en la pared de una casa quedó como evidencia de los hechos ocurridos la madrugada de este 5 de febrero, en pleno centro de nuestra ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here