Cinco personas, entre ellas dos niños, murieron y decenas más resultaron heridas el jueves por la caída de un rayo durante una repentina tormenta eléctrica en los montes Tatra, en el sur de Polonia y en la vecina Eslovaquia, informaron testigos y funcionarios.

Los testigos dijeron que la tormenta ocurrió de repente, en un día que comenzó con cielo despejado. Cuatro personas fallecieron en Polonia y una en Eslovaquia.

Algunos de los heridos fueron trasladados por helicóptero a la localidad de Zakopane, en las montañas polacas, mientras otros fueron llevados a otras partes, informó Kinga Czerwinska, del servicio de ambulancias aéreas.

El relámpago alcanzó el pico Giewont, un destino popular de senderismo entre turistas nacionales y extranjeros que está a 1.894 metros de altura y en otras zonas de los Tatras.

Los Tatras, parte del sistema de los montes Cárpatos, son las montañas más altas en Polonia y Eslovaquia y atraen a turistas que desean ascender a las cimas y ver lagos escénicos.

Piotr Cwik, gobernador de la provincia de Cracovia, dijo a los reporteros que dos niños fallecieron. La cifra de heridos podría aumentar porque seguían llevando a personas de otras partes de la montaña.

El servicio de rescate eslovaco dijo que un turista checo murió tras rodar varios metros abajo después de que lo alcanzó el relámpago en el pico Banikov.

TOPR, el servicio de rescates de Tatra, dijo que envió a los socorristas a la cima del monte Giewont, donde un grupo de turistas, entre ellos varios menores de edad, fueron impactados por un rayo. Jan Krzysztof, jefe del TOPR, dijo que más personas fueron alcanzadas por el relámpago en otras zonas.

El servicio de rescate cree que el rayo posiblemente alcanzó cadenas de metal instaladas en el pico para ayudar a los senderistas en su ascenso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here