La diputada local Irma Leticia González Sánchez asegura que no se fue del PRI por capricho, ni por ambición, sino porque considera que se violaron sus derechos electorales, de alguna manera sintió que esta falta se relaciona con su calidad de mujer, a pesar de que la candidatura que se le negó la obtuvo otra mujer, Arcelia González, quien sí cumplió con todos los requisitos estipulados en la convocatoria que emitió el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional.
La legisladora comentó que se le invitó –no dijo quién- a registrarse como aspirante a la diputación federal por el distrito 15, con cabecera en Irapuato a pesar de que le faltaba un documento y consideró que al momento de rechazar su participación fue expuesta precisamente por la falta de este requisito.
González Sánchez cuestionó la decisión del partido al que perteneció hasta hace una semana e informó que ya presentó la renuncia ante los órganos requeridos al interior del PRI y del Congreso local. Así mismo informó que no está afiliada a Morena, al Partido Encuentro Social ni al del Trabajo y se negó a confirmar o negar su candidatura a la presidencia municipal de Irapuato, asegurando que hay veda electoral, aunque eso ocurrirá hasta el mes de junio, después de las campañas.
Al presentar su renuncia la PRI, la legisladora continuará su labor al interior del Congreso local como Diputada sin partido, similar a lo que ocurrió con Alejandro Landeros cuando se separó de Morena el año pasado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here